Skip to content

Diario de Poza Rica

Toda la información de Poza Rica y la región

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Hay muchos mitos en torno a las víboras; de 100 especies en la zona, sólo tres son venenosas

Por: Jesús Rodríguez

Poza Rica, Ver.- De las 100 diferentes especies de víboras propias de la zona, apenas cuatro son venenosas y una de ellas prácticamente estaría desaparecida de la zona, señala Ángel Acosa Marín, quien ha trabajado con este tipo de reptiles en Poza Rica desde hace 29 años.
Al participar en la Fería Ecológica, Acosta Marín señaló que las especies de víboras venenosas en la zona corresponden a la Cascabel Tropical, la Nauyaca y la Coralillo; también está la llamada Cola de Hueso, “extinta en la región”, por lo que “no se le puede considerar propia de la zona”.
Indicó que el resto de las especies resultan inofensivas, incluso no llegan a atacar al ser humano, y refiere que resultan contados los ataques de especies populares como la Mazacuata o la Falsa Coralillo, más no son animales que tengan veneno o “pudran la carne donde muerden” como mucha gente afirma, aunque reconoce que se pueden dar infecciones.
Aun así, Ángel Acosta Marín consideró pertinente dar recomendaciones a la población en caso de resultar ser atacado por alguno de estos animales, por lo que lo primero es identificar la especie que generó la agresión, definiendo características como el “tamaño, color y el tipo de manchas que tiene para poder explicárselo a los médicos”.
“Muchas veces los animales que nos llegan a atacar, son animales no venenosos y lo único que hacen los médicos es mantener al paciente en observación. Al momento de que ellos (los médicos) ven que no hay ningún tipo de envenenamiento, simplemente nos dan de alta”, agregó el entrevistado.
Comentó que aún las especies identificadas como de riesgo no llegan a acercarse a las zonas urbanas, y es común que definan su habitat en espacios más remotos, sin embargo debido a los avances en materia de urbanización, es común que en la región se lleguen a registrar ataques de parte de estos reptiles, más afortunadamente la mayoría no son de peligro, pero el avance del hombre ha propiciado que algunas especies como la falsa coralillo estén en riesgo de perderse. “Es una serpiente no venenosa, pero si mimetiza los colores de una serpiente venenosa”, dijo Acosta Marín.

About these ads

Etiquetas: , ,

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

%d personas les gusta esto: