Skip to content

Diario de Poza Rica

Toda la información de Poza Rica y la región

El pase de diapositivas requiere JavaScript.


En condiciones inhumanas trabaja personal, mientras que las autoridades del trabajo solapan a la trasnacional
Varios de los trabajadores están expuestos a radioactividad, y una vez que se enferman los despiden injustificadamente

Por Adriana Romero

Poza Rica, Ver.- De forma inhumana trabajadores de la empresa transnacional Dowell Schlumberger de México, al servicio de Petróleos Mexicanos, laboran exponiéndose a fuentes radioactivas, ya que no cuentan ni siquiera con los equipos necesarios para laborar, además, han sido varios los que injustificadamente fueron despedidos, por lo que ahora exigen a las autoridades del trabajo su intervención.

En este sentido Ernesto Pachuca, ex empleado de dicha compañía, informó que durante tres años trabajó, pero que en enero de este año fue despedido sin motivos, por lo que empezó un proceso legal en la Junta Federal de Conciliación y Arbitraje exigiendo su indemnización, que incluye el pago de salarios caídos, tiempos extra, utilidades, “nunca nos pagaron ni un peso por manejar fuentes radioactivas, ni por trabajos de altura, o equipos de alta presión”, señala.

Agrega que es inhumano que la gente se exponga a trabajar de esa manera y manifiesta que si accedieron fue por la necesidad de trabajar, porque tienen familias que mantener».

La transnacional Schlumberger ubicada en Coatzintla, fue una de las empresas que obtuvieron contratos millonarios por parte de la paraestatal Petróleos Mexicanos en la zona Poza Rica-Altamira, en el área de perforación de pozos, reparación, trabajos con tubería flexible, fracturación de pozos entre varios más.

El agraviado explicó que trabajaba en el área de fracturas de pozos, es decir, si había alguno que no produjera, entraban ellos a estimularlos con líneas de alta presión. Debido a que trabajó a dos o tres metros cerca de las fuentes radiactivas, hoy en día padece de dolores musculares, huesos, y otros padecimientos, que quizá pudieron provocarse ante la exposición.

«Un médico me dijo que ya no podía seguir trabajando en esa unidad por las fuentes radioactivas. Hay tres o cuatro grupos, cada uno se conforma de 12 personas aproximadamente que se exponen a todo eso, y finalmente los corren sin tener el pago correspondiente para gastos médicos. Es inhumano poner a un individuo trabajar con un uniforme de plástico a 45 grados, a veces por 24 horas».

Así como él, dijo que hay más trabajadores que por temor a represalias no han denunciado la forma brutal con la que los hacen trabajar, pues lo mismo hace un operador, que un mecánico, obrero, o ayudante.

«Estoy pidiendo 300 mil pesos por todo el daño, los explotan a tal grado, que si trabajan 20 horas, al siguiente día tienen que presentarse a trabajar, cuando en el reglamento señala que si trabajaste toda una jornada el trabajador tiene derecho a descansar la siguiente jornada. Se basan en políticas internas, no en la política laboral en México, se limitan a decir que si no te gusta las puertas de la empresa están grandes y te puedes retirar».

El llamado de los trabajadores, en voz de Ernesto Pachuca, es que los jefes de la unidad operativa Poza Rica-Altamira, como el ingeniero Naveja, el ingeniero Rafael Pérez, que son los representantes del patrón, puedan hacerles ver la necesidad que tienen de que les sean reconocidos los tiempos que se sacrificaron por la empresa y arriesgándose.

«Como trabajadores no podemos hacer nada contra una empresa mundial, a Pemex le cobran en dólares, tienen poder por el dinero, es injusto que los trabajadores mexicanos seamos tratados como quieren y que los esfuerzos que realizamos no se nos reconozca, que nuestros jefes directos Julián Meneses, Sergio Matías, y Miguel Escobar; accedan a llegar a un acuerdo», concluyó.

About these ads

Etiquetas: , , ,

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

%d personas les gusta esto: