Skip to content

Diario de Poza Rica

Toda la información de Poza Rica y la región

Narró los hechos sangrientos de la madrugada del sábado
Declaró que su ex además la violó en el baño
Julio César se enceló porque la encontró platicando con un vecino
Sus familiares piden justicia a las autoridades

Por Mary Salas

Si es mayor de edad y está seguro de ver las fotos, clic aquí

Poza Rica, Ver.- Con suturas en la cabeza, hombro, oreja, brazos y dedos, cansada y débil se recupera lentamente Rosa Verónica Domínguez Zamora, luego de la machetiza que recibió por parte de su ex esposo Julio César Jaramillo Ramos, ex agente de Tránsito, quien está prófugo de la justicia.

La Agencia Especializada continúa en la integración de la averiguación previa, por los delitos de homicidio, violación, privación ilegal de la libertad, y los que resulten contra Julio César Jaramillo Ramos, quien está prófugo de las autoridades y mientras tanto sus hijos y familiares piden justicia a la Procuraduría, sospechando que está escondido en algún lugar de esta ciudad.

Julio César Jaramillo es residente de la calle Amado Nervo número 700, de la colonia Nueva 5 de Mayo o Parcela 14, de quien se desconoce su paradero; ahora la autoridad lo exhorta a declarar en torno a los hechos sangrientos el pasado sábado 11 de los corrientes, cuando estuvo a punto de quitarle la vida a Rosa Verónica Domínguez Zamora, de 37 años de edad, ex esposa del agresor y madre de tres hijos.

Mientras tanto, la víctima se mantiene en lenta recuperación en la Clínica Fausto Dávila, y tras su primera declaración para la agencia, dijo con voz débil y serena que vivió años de violencia intrafamiliar con Julio César y por maltrato decidió separarse hace cuatro meses, y como se desobligó completamente de ella y sus hijos, tuvo que empezar a vender antojitos mexicanos para su manutención.

Fue el pasado viernes a las 22:00 horas, cuando fue a buscar a su hermana al trabajo y el jefe de su hermana, Don Efra, las llevó a su domicilio, y luego de llegar a su casa, su hija la esperaba para cenar, ya pasada la media noche fue a comprar cena y por casualidad se volvió a encontrar con Don Efra, y empezaron a platicar, pero en eso llegó su esposo en el carro y les empezó a decir de cosas, que si eran amantes y como trató de pegarle al patrón de su hermana se tuvo que meter.

Ambos fueron obligados a meterse al auto, y luego los trasladó a la casa de Bellavista donde ambos vivieron, y a oscuras estuvieron los tres alegando que si era él amante de Verónica, hasta que por fin dejó ir a Don Efra.

Dijo que su compadre Filoteo llamó al celular de Julio César, y le advertía que no fuera hacer “pendejadas” y escuchó que ya iba con su comadre a verlo.

Luego de colgar dice la agraviada que le dijo de groserías, la violó en el baño, después se salió a la parte trasera y le empezó a preguntar qué iba hacer; en eso su compadre llegó en la camioneta, pero como vio oscuro se fue, y no pudo gritar porque estaba amenazada de muerte.

Entonces fue cuando agarró un machete que estaba detrás de la casa, y ella gritó de miedo “que vas hacer”, y sintió un machetazo, después no supo nada porque se desmayó, y despertó hasta las 06:00 de la mañana y vio que se estaba desangrando, y como pudo salió arrastras y gritaba, pero nadie la escuchaba.

Hasta entonces su compadre Filoteo llegó y la vio y fue cuando le prestaron el auxilio, y tras internarla y permanecer al borde de la muerte, apenas empezó a reaccionar debido a la pérdida de sangre que tuvo.

Ayer sus familiares pedían a las autoridades justicia, ya que desconocen el paradero de Julio César Jaramillo, y mientras tanto Rosa Verónica apenas habló expresando su debilidad y cansancio por la pérdida excesiva de sangre.

Anuncios

A %d blogueros les gusta esto: